lunes, 27 de agosto de 2012

NO TEMAS A TU SOMBRA, TEME A TU HONRA

HUELLAS 

Tu lengua recorre mis instintos. 
En tu garganta, 
bebo los placeres con culpa. 

No pienso, 
solo transito por tu noche 
hasta llegar a tu boca. 

Abrazo mi llanto. 

Fulgor que se extingue 
y cae deprisa. 

Una piel olvidada, 
un extraño deseo se cubre de lluvia. 

Danzo en tu sombra 
sin olvidar que todavía existes. 


Carmen Perdomo 

2 comentarios:

  1. No he venido, pero aquí estaré de nuevo.

    Besos.

    Andri

    ResponderEliminar
  2. Vuelve cuando gustes. Gracias Andri. Besos

    ResponderEliminar